Alcoholizado se durmió y sus amigos lo tatuaron

La anécdota se dió lugar en Gales, donde el hombre en cuestión, luego de una noche entre copas y amigos, quedó dormido bajo los efectos del alcohol. Al despertar al día siguiente, frente al espejo del baño se llevó la gran sorpresa de los anteojos que tenía tauados en el rostro.

Hasta Ray-Ban le tatuaron

Fuente: Wales News Service

“Al principio pensé que me habian pintado con marcadores, pero despues caí que era tatuado con laser!”, declaró la victima de la pesada broma.

Luego de recorrer unos 1192 centros de estética, este hombre ha logrado finalmente tras dos años, quitarse una gran parte del tatuaje.

Una broma muy pesada

Fuente: Wales News Service

Aún sigue peleando para borrar todas las marcas que sus amigos le dibujaron.

¡Mirá cómo quedó!

Ya casi lo termina de borrar!

Fuente: Wales News Service
Compartir